(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CARTAS REDACCIÓN

(Por Redacción) Viernes, 21 de Septiembre de 2018 -- 5:06 am

  

C. LIC. JUAN CARLOS ORTIZ CASTRO

DIRECTOR GENERAL DEL PERIODICO RUTA

TULANCINGO HIDALGO

Tulancingo Hgo. a 21 de septiembre de 2018

SEGUNDA PARTE

Conferencias van y conferencias vienen y siempre hablan de las bondades de quienes representan. Elogian a tal o cual gobierno, tal o cual acuerdo, anunciándose en las plataformas el tipo que sea pero no se ven los resultados que ofrecieron.

Se protege al anciano, mujer, al niño, y todo lo que hay que proteger, pero nunca se ven resultados que finalmente pregonan.

Pues bien, todo lo que he mencionado es lo que hay en ese espacio del círculo del que hablaba al principio, o sea de 355 grados; pero ahora hablemos del resto que es de 5 grados, que nadie toca o lo hacen con sus serias reservas. Ese sector tan pequeño es el motor que mueve a las naciones y a nuestro México, me refiero exclusivamente a la educación que por ser tan insignificante que nadie quiere ocuparse de ella. Al magisterio tal parece que le han asignado un lugar como el que se ha asignado a un macetero: PONGANLO AQUÍ. PONGANLO ALLA. AHÍ NO ESTA BIEN. MEJOR LO CAMBIAMOS, ETC: esa es la suerte de la educación. Le hacen reformas absurdas no hay quien las entienda, como tampoco quien las atienda; nadie exige se cumpla con el mandamiento de la enseñanza, se emiten preceptos en ese renglón pero no se cumplen, creando con esas reformas y adiciones solo comentarios pero nunca se ve la efectividad. En ese sector tan pequeño se encuentra la salvación de las generaciones de maestros y alumnos.

Al maestro se le margina por la Secretaria de Educación, por los Supervisores, Directores y Evaluadores que son sinónimo de obediencia ciega por sus pobres conocimientos, pero bien remunerados por su sujeción.

Al maestro no deber restársele de su tiempo libre después de su misión diaria en el aula, para que atienda realmente la enseñanza en el tiempo que se tiene destinado para ello. Debe otorgársele un sueldo apropiado a la importación de su profesión. Debe dársele seguridad, tranquilidad y comprensión a su labor. La evaluación debe ser para quienes van a evaluar al maestro, pues en este caso hay que evaluar a quienes lo van a hacer y a quienes durante la carrera los han enseñado y al final de ella obtienen un título.

Por la primaria pasan todos los gratos e ingratos que  hoy le tiran al magisterio como en una práctica de tiro al blanco, les han restado el derecho al escalafón y así vemos como asesores, supervisores y no sé a cuantos más que no tienen ningún derecho se han ganado ese lugar, sino que es el premio al servilismo.

No debe pedirse lo que no estamos dispuestos a dar. En las manos del maestro esta la salvación de México, junto con el campesino, uno alimentando la mente y el otro alimentando el cuerpo ¿ya vio usted que si hay un villano? Hay un héroe: EL MAESTRO QUE SI CUMPLE CON LA MISIÓN QUE SE LE HA ENCOMENDADO. r

Continuara...


Twitter


Facebook