(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"
Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CONTRAPUNTO

(Por Irving Sánchez) Martes, 21 de Marzo de 2017 -- 6:26 am

  

                  

 

Política mutante

Gobiernos inexpertos y nuevos cambios  

 

 

EXTENSIONES DEL PRI

 

En el reducido espacio que ocupa la política entre la sociedad mexicana, los distintos partidos siguen su instinto de supervivencia, envueltos en diversas crisis de corrupción de sus representantes, obligándolos a deshacerse de sus escudos y a aceptar situaciones incómodas de blindaje, usando distintos disfraces.

La transformación de las instituciones inició hace 17 años, asumiendo la responsabilidad de más derrotas que victorias para los priistas dentro de los cambios del gobierno federal que indudablemente, ha alcanzado a los estados y municipios, permitiendo el libre acceso a los adversarios panistas, perredistas e independientes que por falta de experiencia, no han sabido aprovechar la gran oportunidad de lograr un cambio benéfico para la gente que los ha impulsado a los distintos espacios de gobierno.

Sucede que en la actualidad, todos los políticos se caracterizan por estar cerca de la ciudadanía como un punto estratégico de conveniencias e intereses mutuos, ligados en todo momento al poder dividido en tiempos de campaña y relevos en los distintos órdenes de representación popular y unidad compartida, para solucionar momentáneamente los problemas que aquejan a la población. Pero muy pocos permanecen en su sitio para cumplir su mandato o el ciclo comprometido en la plataforma electoral.

De esta forma, la de ir escalando peldaños, las dirigencias pueden tener una extensión de sus bases para obtener millones de pesos y explotar la confianza de los votantes, pero en el estado de Hidalgo se ha comenzado a celebrar el lanzamiento de las y los aspirantes a la próxima senaduría.

En el círculo priista, el lugar exclusivo dependerá del escenario nacional y el destino que tenga el ex gobernador Miguel Ángel Osorio Chong rumbo a la carrera presidencial.

La equidad de género se trata de ofrecer con una imagen innovadora pese a que la edición de figuras en ambos géneros es bastante limitada y con diferente estilo de hacer política, sabiendo que el siguiente reto será lograr más votos con menos dinero y recursos de los distintos programas de beneficio social, que difícilmente podrán explotar ante la expectativa de los adversarios acostumbrados a ganar en los tribunales más allá de las urnas.

Lo difícil para los abanderados del Revolucionario Institucional en las siguientes campañas será que no podrán explotar el desarrollo del trabajo del gobierno federal como la mejor herramienta del pasado.

La exposición de las y los aspirantes a la candidatura tanto en las diputaciones como las senadurías, tendrá que reproducir la labor personal de cada líder en municipios y regiones en la que mantienen una influencia real, aparte de la factura que tienen que pagar las y los presidentes municipales y demás dirigentes, que son dignos de la credibilidad del pueblo.

Los partidos con mayor tradición popular, se presentarán integrados a alianzas que han sido exhibidas como ganadoras en otras entidades del país; actualmente el proceso de selección y elección de candidatos es más complicado en Hidalgo, porque la posibilidad de lograrlo no se limita a un solo partido, el abanico de posibilidades incita al cambio de bandera, así que cada estructura está obligada a cuidar lo que posee en liderazgos y representantes para afianzar el triunfo.

 

EL PRESENTE

SERÁ EL FUTURO

Las líneas del trabajo en el ejercicio de los gobiernos municipales, comienzan a ser un enfoque para el análisis de la ciudadanía. Para esto se requiere experiencia en sus administraciones, de lo contrario se corre el riesgo de perder el control en las distintas dependencias y sobreviene el caos y las críticas que giran en torno al vacío de poder.

Todo se relaciona con el presente y no con el pasado, la credibilidad y popularidad de las y los alcaldes, puede subir o bajar de intensidad en base a la respuesta y solución a las necesidades de su gente con los recursos que generen sus capacidades de gestión ante las instancias gubernamentales en el estado y la federación, la habilidad de mantener una administración sana dependerá de la distribución de los funcionarios de acuerdo el perfil y no al compromiso con la gente que apoyó sus campañas.

Este ha sido el primer obstáculo que tienen que librar muchos ediles, en el cumplimiento de los primeros seis meses de gobierno. Sucede que los cambios y enroques de directores de áreas generan diferentes objetivos, que cambian el curso de trabajo y la sensación de la gente es contradictoria.

De cierta manera nada es fácil al inicio de cada gobierno, porque no tienen la experiencia para poder definir cada función específica del equipo de trabajo, esto sobre la marcha identifica el sitio dentro o fuera del ayuntamiento que corresponde el ejercicio administrativo.

Existe cierta contradicción en los cargos de primer nivel, porque con mayor frecuencia vemos el desfile de funcionarios en las presidencias municipales, sobre todo en obras públicas, tránsito y policía, respectivamente.

Cada quien defiende su postura anteponiendo experiencia y antigüedad, pero se podría estar disfrazando la cara de la corrupción y de prácticas desleales a la autoridad local y a la sociedad, con quien se tiene el gran compromiso de servir con honestidad y transparencia.

El juego de los tiempos refleja buenos y malos gobiernos, las acciones de cada día tendrán indudablemente una respuesta a favor o en contra en el futuro como lo hemos visto en las últimas votaciones.

Los cambios de partido siguen siendo el ejemplo de dignidad y coraje de los ciudadanos, suficientes motivos para transformar el curso del poder de cada partido o de sus representantes, en cualquiera que sea el nivel por el que se lucha y en todos los terrenos de la sociedad hidalguense, con las exposiciones directas de quienes obtuvieron el triunfo el año pasado y hoy gozan de credibilidad y liderazgo.

El sentido de la inquietud y confianza de la gente hacia el Partido Revolucionario Institucional, hizo que se recuperaran alcaldías en prácticamente todas las regiones aunque la cantidad opositora no significa calidad de gobernar. Los hidalguenses saben que hay más ofertas políticas e intereses de grupos, que lideran los institutos y le apuestan a lograr beneficios personales, pero se desconocen si son o serán mejores.

La realidad es que ningún partido tiene un plan electoral definido para el 2018, todo es circunstancial, lo importante es conservar el poder que le han dado a cada representante los votos bajo el punto de vista de la relación que conservan con los dirigentes de los grupos aliancistas con quienes pactaron las campañas.

Es urgente superar la inexperiencia para convertirla en fortaleza de las administraciones municipales, pero esto dependerá de la lealtad de los funcionarios, con quienes reman hacia el futuro próximo. La construcción de buenos gobiernos se trasladará al año próximo; pero también los malos alcaldes, arrastrarán con el peso de la ineficiencia y un cambio seguro… hasta entonces.

 


Twitter


Facebook