(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CONTRAPUNTO

(Por Irving Sánchez) Martes, 20 de Febrero de 2018 -- 5:31 am

  

                                       

Presidenciables al abordaje  

El silencio de los inocentes…políticos

LÍDERES RATIFICAN A SUS CANDIDATOS

 El pasado fin de semana, en distintos puntos de encuentro de la Ciudad de México, los precandidatos a la Presidencia de la República José Antonio Meade Kuribreña, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, respectivamente, se reencontraron con sus militancias y aliados, ante los que fueron avaladas sus candidaturas para enfrentar una de las batallas políticas más polémicas y difíciles de la historia moderna, debido a la descomposición partidista en todas las instituciones y la total pérdida de valores de sus líderes, que siguiendo su instinto de supervivencia procurarán alimentar su hambre de poder, mientras el pueblo de México continúa padeciendo una desesperada sed de justicia.

Ya no se sabe si el odio, el rencor, la traición y el hartazgo hacia el PRI y su principal figura representativa, son más poderosos que la “razón” para encausar el voto ciudadano el próximo 1 de julio hacia un mejor futuro y emitir su juicio, sin correr el riesgo de caer en un abismo más grande del que no salgamos nunca, un callejón sin salida.

Sin embargo la sobredosis de corrupción e impunidad que sale a relucir del mayor número de personajes del tricolor, que han contribuido para agudizar la pobreza y el hambre de miles de familias en todo el territorio nacional, es la principal fuente de poder de los opositores, sobre todo del “gran pez” López Obrador.

Distintos horarios marcaron la llegada de representantes políticos con sus numerosos contingentes, para aplaudir y hacer ruido anunciando la reconciliación simulada entre quienes fueran en el pasado, acérrimos adversarios y hoy se muestran como grandes aliados.

Pero la simulación sólo alcanzó para los líderes, para los simpatizantes que generalmente no saben ni a que van de acarreados, basta con el desayuno o la comida para satisfacer las necesidades de un día de turistas, obviamente los más desangelados fueron los perredistas, que en la sede del Auditorio Nacional marcaron su territorio y división con una parte de los panistas, porque los demás están del lado del PRI, jubilosos porque ya tienen candidato y esto no es una buena señal, porque no todos los del PRD votarán por Ricardo Anaya, que la tarde del domingo por la emoción olvidó su “guitarrita” charango y bongo para bailar.

Por su parte, “ya saben quién”, de manera unánime recibió el apoyo de la dirigencia para ser el único y ahora sí “legítimo” abanderado de Morena. “Ya saben quién”, entre la locura y la terquedad, destacó en el discurso de su registro, que todos los proyectos de gobierno serán consultados y se respetará a la naturaleza, la ciencia y la tecnología que serán sustanciales en las acciones de gobierno.

Además dijo que ya no habrá “ninis”, porque todos los jóvenes tendrán garantizado el derecho a la educación y al trabajo. Reiteró que los estudiantes del nivel medio superior y superior, recibirán un apoyo económico mensual; el único detalle es saber de dónde sacará tanto dinero para repartir.

En el Foro Sol, José Antonio Meade Kuribreña, ante los miembros del gabinete de la federación y miles de delegados que asistieron al pase de lista a la Convención Nacional del PRI, el priista que no es priista pero admite que lo es, reconoció que el país está enojado y decepcionado por la corrupción, la inseguridad y mala aplicación de la justicia, que ofende y lacera la dignidad de los mexicanos, además de los innumerables desaciertos en el desempeñado de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, el abanderado del PRIAN tendrá que mirar de frente al pueblo de México, para escuchar sus reclamos y demandas para reconquistar su confianza y reestablecer los lazos de unidad, con la esperanza de ganar las votaciones.

Al final, tal vez el éxodo de perredistas, panistas y demás militantes rivales del Partido Revolucionario, lleguen a tocar sus puertas con las manos vacías como la única salvación del pueblo mismo; a ver si así “aprietan”.

 

FALTA LA CEREZA

DEL PASTEL

 

En el Estado de Hidalgo, predomina la incertidumbre en torno a las y los futuros candidatos para contender en los distintos espacios de orden federal y local de los partidos de oposición, en tanto que los priistas han dado el primer paso haciendo públicos los nombres de quienes considera, los mejores prospectos entre los que destacan distinguidas y distinguidos amigos del PRI-gobierno, que aseguraron su nominación plurinominal y otros que tendrán que verse en el campo de batalla, respaldados por toda la artillería gubernamental y los distintos apoyos de la federación como el mejor anzuelo para la pesca de votos.

En este ejercicio democrático falta la segunda parte, quizás la más esperada por los adversarios, el misterio de los suplentes para tener una visión total de las fórmulas con las que iniciarán oficialmente las campañas.

Mientras en este “inter” de campañas en las que también se libra una guerra simulada de unidad condicionada a los intereses de grupos más pequeños pero no menos valiosos por el voto de sus seguidores que contarán en las urnas, se espera saber el nivel de acción que enfrentarán los oponentes, que insisten en guardar silencio para al final causar un mayor interés de la ciudadanía, lo que dependerá, como en todos los demás, exclusivamente de la representatividad de sus abanderados y la relación que guardan con la sociedad en base a sus acciones y, el pasado de triunfos y derrotas también juega.

En algunas regiones y municipios de esta entidad, los contrincantes del tricolor empiezan a barajar sus cartas “marcadas”, políticos devaluados que al paso de los años y los saltos de partido en partido, han perdido toda credibilidad de la gente, el malabarismo y oportunismo político desnuda su desmedida ambición, desde la que se considera el anuncio de su derrota.

En el distrito local de Tulancingo, el dirigente del Partido del Trabajo Fernando Olvera, expresó este lunes su simpatía y solidaridad con el ex presidente Julio Soto Márquez, para que sea su candidato de no concretarse nada oficial con el Partido Naranja representado a nivel estadal por “ya saben quién”.

Envuelto en el polémico y contradictorio desfile por el Partido Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Acción Nacional en los que ha militado o vestido la playera, considera al PT como la última y tal vez la única opción de su existencia política, de la que desaparecería con la derrota.

Para el ex alcalde tulancinguense las expectativas no son tan claras ni contundentes, por lo que se vería rebasado por el candidato “ya saben quién” fácilmente; pero en fin, alguien debe ocupar ciertos espacios para hacer la contienda competitiva y que tenga una dinámica popular no sea sólo de los priistas.

La labor de rescate de Julio Soto por el Partido del Trabajo o cualquier otra institución o alianza, no significa de ninguna manera que tendrían el mismo espíritu de lucha política sus simpatizantes, ni el compromiso de apoyarlo con sus votos; su solidaridad ya fue manifestada en la derrota de la presidencia municipal, que marcó el declive de su corta carrera política ante el impulso de triunfo contundente, del actual edil priista Fernando Pérez Rodríguez, respaldado por el Partido Verde y Nueva Alianza.

El voto de la gente tendría que manifestarse de nuevo en estas elecciones, sin embargo los tiempos son distintos porque todos priistas, panistas, morenistas, petistas, perredistas; “ya saben quién”,       alianzas, habrán de enfrentarse a una sociedad más crítica y participativa, apegada a la juventud y nueva generación cuyo objetivo no está basado en más de lo mismo ni en revivir a los muertos políticamente; la sociedad está dolida y molesta por el pasado… hasta entonces.


Twitter


Facebook