(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CONTRAPUNTO

(Por Irving Sánchez) Martes, 7 de Abril de 2020 -- 8:26 am

  

 

El plan, es que no hay plan

El tiempo no se detiene, la política sí

 

POLÍTICA A LA DERIVA

 

La primera reacción del mundo ante el fenómeno del COVID-19, que puso en alerta máxima a los gobiernos ante la inminente amenaza de la expansión incontrolable del virus mortal, que impacta con el mayor número de muertes a los países de América Latina y el Caribe, con 30 mil casos confirmados y México, se encuentra en tercer lugar con 125 decesos y 2,439 personas que han dado positivo a la prueba hasta este lunes, seguido de Brasil y Ecuador en primero y segundo sitio, de infectados de acuerdo a la información oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS): independientemente de que los Estados Unidos de Norteamérica, ayer rebasó los diez mil casos de Coronavirus.

El llamado a la “unidad” es coincidente a medida que avanza el nivel de peligro internacionalmente, en tanto los científicos emprenden una carrera contra el tiempo, para descubrir la cura y aplicar medidas más efectivas de prevención, que las tradicionales normas de higiene que se replican en medios de comunicación y las redes sociales, que insisten en una medida determinante “detente” y “quédate en casa”.

Esta es una prueba máxima para los gobiernos y autoridades, que representan a cada nación y de su eficacia dependerá el futuro y la vida de millones de personas.

A medida que avanzan los días y aumenta el nivel de contagio. en medio de la incredulidad de gente negativa, que padece otro virus de la sociedad que ha arrastrado con la ignorancia y podría decirse que actúa como una reacción lógica, de la miseria que padecen la mayoría de los pueblos del mundo, pero este “cáncer ciudadano”, va asociado al conformismo y al desánimo, que alientan gobiernos inútiles como el de México, al creer que regalando dinero se va a erradicar la pobreza y todos van a vivir felices y contentos.

Cada acción de nuestros representantes populares, se torna en mayor grado de urgencia en temas de salud y economía, principalmente durante la contingencia, pero en especial, este momento es crucial para la ciencia. Por fin el actual gobierno mexicano, ha dejado de culpar al pasado de todos sus fracasos y desaciertos.

El pasado quedó atrapado en una cápsula del tiempo más no está olvidado, el COVID-19 no es consecuencia de sexenios anteriores que fuera una época dorada de políticos corruptos, que impunes saquearon al país utilizando el tráfico de influencias, desde le nivel presidencial en dos etapas que marcaron el siglo pasado de la nueva era: antes y después del PRIAN.

Sí, sigue habiendo consecuencias de incertidumbre ante los cambios de gobierno federal y de representatividad en el Congreso de la Unión, porque el país se ha detenido en el “paraíso” perdido del Presidente Andrés Manuel López Obrador y sus propuestas de cambios radicales, que aún no suceden porque sigue habiendo corrupción y muy escasos resultados en la fracasada Cuarta Transformación.

Ante el mero protagonismo del mandatario mexicano que a veces raya en lo ridículo por sus ocurrencias que esconden detrás del escenario mañanero su ignorancia causando el descontento de la ciudadanía ya que este gobierno es muy similar a los anteriores porque la actividad presidencial está basada en viejas prácticas y no está tomando las crisis del presente en serio.

Dada la complejidad del problema de salud pública, todos nos volvemos eco de la realidad e instintivamente reaccionamos a la unidad de distintas maneras afrontando desde lo personal hasta lo colectivo, utilizando a la prensa y la tecnología para enviar mensajes de aliento, recomendaciones y las múltiples opciones para permanecer en casa.

Opiniones que rápido se multiplican positivamente por todo el planeta. Vivimos en un territorio común en el que estamos conscientes de que todo es posible y todo puede suceder en cualquier momento, mientras esperamos atentos los diagnósticos médicos y científicos para seguir adelante sin detenernos.

En estos tiempos del coronavirus, el ingenio de los mexicanos trasciende para hacer menos intensas las etapas del contagio, es como una defensa para la tristeza y en determinado momento de desesperación, ante la voluntaria aceptación de guardar nuestra libertad para épocas mejores; lo que no puede esperar es una urgente estrategia para solucionar, aunque sea momentáneamente, el problema del desempleo y la hambruna que podría azotar con toda su fuerza al país y desatar una rapiña incontrolable.

López Obrador, en su obsesiva lucha en contra de los demonios “neoliberales”, vuelve a caer en los mismos discursos, nada más que aumentados.

La mañana de ayer lunes aseguró tener un plan para enfrentar la crisis económica y que sería un modelo a seguir en el mundo. El plan de austeridad para salvar a “los de abajo”, no refleja nada de nuevo, aún cuando desde el Senado de la República los legisladores del PAN, PRI, Morena, Movimiento Ciudadano y del Partido de la Revolución Democrática, hicieron un llamado este lunes a la sociedad en general, a los empresarios y al propio gobierno federal, a construir una mejor estrategia nacional, a fin de rescatar la economía del país y combatir el Coronavirus, partiendo de mejorar todos los sistemas de salud.

Este acuerdo histórico y unánime del bloque de partidos políticos, da una razón real y clara de lo que estamos viviendo en México; y queda demostrado que ante una crisis, el poder de la política se convierte en verdadera unidad de lucha por el pueblo y con el pueblo; las crisis cambian el estado de todas las cosas, coincido con la escritora Cristina Jiménez.

 

SOLOS SE

DESENMASCARAN

 

Los políticos domesticados ante las crisis actuales, no resolverán los problemas que han provocado a través de sus malos representantes y es por ello, que los ciudadanos han obligado a que los líderes constantemente a perder el control y el poder.

Políticamente casi ningún dirigente es lo que dice ser, cuando se muestra ante la sociedad en campaña y se identifica con un partido, que maneja los hilos desde las cúpulas, que al final toman buenas y malas decisiones, que solo con el tiempo se refleja su verdadera personalidad depredadora.

En el Estado de Hidalgo, independiente a la ola lopezobradorista que está pasando rápidamente como una tormenta que sacudió las raíces del PRI, muchos de sus actuales alcaldesas y alcaldes, serán cuestionados y descalificadas sus mentiras y engaños, con los que se han venido sucediendo el poder época tras época, como un modelo que pensaron nunca desaparecería.

El impacto de sus decisiones que han traído para un sinnúmero de figuras de prácticamente todas las instituciones políticas, beneficios personales contrarias al reflejo de la sociedad cansada y empobrecida, empieza a sonar a una inminente derrota aplazada por la crisis universal de salud.

En esta columna se han revelado los nombres de posibles candidatas y candidatos y quizás también, se hayan despejado algunas incógnitas ante las expectativas de los partidos, de los militantes y de la sociedad en general, que tiene un panorama político más claro y desde el extremo cuidado de las nominaciones, se despejará el resultado de la opinión pública hacia los candidatos alineados y no alineados.

En estos tiempos ya no parece extraño hablar del nombre de los futuros abanderados “independientes” y del poder de organización, que les ha permitido acceder a la confianza de la gente y la fuerza de su decisión en las urnas, podría cambiar el curso de las elecciones reprogramadas, pero conservarán la misma visión del pueblo, que materializarán el día de la jornada electoral en la edición del 2020, para finales de julio o principios de agosto.

No se sabe ni se sabrá el alcance significativo de las candidaturas independientes, hasta el día del juicio ciudadano ya que solo depende de la libertad y del secreto del voto. Casi ningún líder podrá salir en defensa de sus abanderados, porque se han quedado sin argumentos válidos los partidos tradicionalistas.

Quién va a defender a sus candidatos para volverlos a ofrecer como la mejor alternativa cuando los únicos que se han beneficiado son presidentas y presidentes municipales de aparador e inservibles para la sociedad empobrecida que únicamente reciben migajas del PRI-poder y se preparan para hacer su propia justicia silenciosa.

El sufragio de castigo será el único testigo de la impaciente espera ciudadana y el PRI pagará la factura en muchos municipios. en los que al abuso de poder se ha perpetrado descaradamente.

Pero no todo es trágico para los priistas. Varios estudios extraoficiales muestran cifras reales en las que se comienzan a dibujar también, posibles victorias en este proceso de riesgo para todos los partidos y candidatos.

Llegó el momento más crítico en el que la capacidad de negociar será determinante para ganar las elecciones en el Estado de Hidalgo, concretar el otorgamiento del voto y llevar a la unidad corresponderán exclusivamente a la capacidad de los candidatos legítimos que han retrasado su nominación y es cuestión de tiempo para legalizar sus acreditaciones ante su partido y las estructuras con las que jugarán.

Por extraño que parezca la libertad se ha desprendido de la negociación de la gran figura presidencial y los representantes de Morena atraviesa por una difícil etapa de enredos y contradicciones condicionados a las y los candidatos que les impondrán los líderes o quedar a las órdenes de los depredadores reciclados del Partido Revolucionario Institucional que en su papel de farsantes líderes comprometerán el poder del Partido Movimiento Regeneración Nacional y pondrán una mancha más a la reputación de López Obrador… hasta entonces.

 


Facebook