(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CONTRAPUNTO

(Por Irving Sánchez) Martes, 16 de Abril de 2019 -- 10:09 am

  

                                                   

 

El nuevo montaje del PRI

SUPERAR EL ODIO DE LA GENTE

Un partido en llamas, así se podría definir el último episodio del Partido Revolucionario Institucional, PRI, en el país, abandonado por la militancia y odiado por la mayoría de los ciudadanos.

Sobre estas bases se construye el futuro de las elecciones en el estado de Hidalgo, bajo la dirección de la lideresa interina Erika Hernández y el nuevo montaje del que pretende ser el protagonista del relevo a la gubernatura en el 2022, Israel Félix Soto secretario ejecutivo de Políticas Públicas, quien también habla de la nueva transformación en el país y en una tardía reflexión señala que los funcionarios no nada más tienen que estirar la mano del gobierno para poder ayudar a quien más lo necesita.

Asegura que está muy contento haciendo su trabajo y poniendo su “granito de arena” para que la entidad cambie y se transforme en mayores oportunidades; claro está que este “granito” de arena es también el elemento principal, para construir su sueño de llegar a la gubernatura en base a los resultados, lo cual es evidente que va solo hasta este momento en el largo camino, “partiendo plaza” en su gira de trabajo llevando mensajes de aliento para la gente entre la que han perdido los priistas confianza y credibilidad.

Como todo buen político priista, el secretario mantiene la eficacia de sus discursos en las necesidades de la población, utilizando el poder de gestión ante el gobernador Omar Fayad para así prometer ayuda para los que menos tienen, llevando agua para su molino en estos tiempos de mayor sequía de popularidad.

Cobijado con la sombra del ejecutivo hidalguense, Israel Félix presume de su eficacia y advierte de posibles cambios en el gabinete del primer priista, pero deja claro que seguirá protegiendo a los pobres y desvalidos ciudadanos.

Los indicadores no indican nada sobre el desempeño de las y los más cercanos colaboradores del gobernador, porque todo está calculado y controlado para ejecutar los cambios cuando se adapten a las circunstancias políticas y la necesidad de impulsar al PRI, en tiempos preelectorales como los que se avecinan el 20020.

Hasta hoy Omar Fayad mantiene las cosas en orden, como la figura principal en esta entidad, un orden que obedece al cargo de gobernador como el centro de todo lo que gira en su entorno y a su capacidad de dar cumplimiento a cada promesa y compromiso, para que la sociedad revalore el voto en contra que ejerció el año pasado ante las peores circunstancias de corrupción que arrastraron al PRI hacia el abismo.

Pocas cartas, pero bien jugadas, esta es la clave para recomenzar el camino hacia la gloria en las elecciones de presidencias municipales e iniciar un verdadero cambio democrático y de igualdad de género, cuya exposición está abierta para mostrar a las y los mejores aspirantes sin retroceder con figuras derrotistas.

Tampoco tienen que devaluar las nominaciones con aquellos personajes que se sienten viejos y acabados y que esconden en el tiempo su miedo a perder porque su ciclo de popularidad llegó a su fin.

Muchos priistas de “contentillo” quizás estén sentidos, porque no obtuvieron las candidaturas en las contiendas pasadas y ahora se hacen del rogar, para no dejar expuesta su ambición para contender en las municipales, haciendo un juego de nunca acabar porque así como simularon apoyo decidido con sus simpatizantes y al final resultó una farsa que quedó de evidencia con la derrota de todos los candidatos a diputaciones federales, locales y senadurías.

Será la traición y la simulación, la única naturaleza que muestra los intereses de los distinguidos líderes fifís que hoy le rehúyen a las candidaturas.

El reto de ser candidato priista va a presentar a principios del próximo año, a los verdaderos políticos para enfrentar los obstáculos de un partido superado por la ambición desmedida de sus principales representantes del México Mágico del que en cada etapa de gobierno desaparece la esperanza de cambio, progreso y bienestar social.

Las promesas volverán a ser usadas como el arma que provoca todas las catástrofes en este país cuyas imágenes vemos todos los días.

Es obvio que hoy el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), inspiró a una reacción electoral, pero definitivamente no serán los neo-morenistas en el estado de Hidalgo, los que ganen la ofensiva final.

El sentimiento de desilusión de la gente, comienza a manifestarse ante la falta de avances en los proyectos, Reformas y gestiones del gobierno del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y en consecuencia se irán reduciendo las expectativas políticas para las futuras elecciones, independientes a las de Puebla y Baja California en las que la duda de que gane Morena mantiene la moneda en el aire.

Pese a que los resultados presidenciales fueron desastrosos para el PRI, los representantes de morena han sido incapaces de afianzar el control en el Congreso de la Unión, en el que son mayoría. Ya no hay forma de darle la vuelta a la página de la Presidencia y poner la mira en el futuro del país comenzando por las elecciones municipales sería la única manera de revertir el destino de una peor tragedia nacional.

Esto representaría la mitad de una campaña positiva sobre el fenómeno lopezobradorista y los serios problemas que enfrenta “ya saben quién”,  líder moral de Movimiento Regeneración Nacional en Hidalgo.

Bien sabemos que el electorado en esta entidad es mucho más abierto al acontecer de la política y la agenda de las y los próximos nominados, dará la mejor opción para hacerse de una opinión ciudadana que los acerque al triunfo a través de la persona quizá más que por el partido que los abandere.

Esta es la visión ciudadana con mayor influencia en las nuevas generaciones y con un impacto aún impredecible porque este espacio en la política es el más susceptible y al mismo tiempo el más odiado, retórico e idealista.

El reto de los priistas nunca ha sido tan evidente y ahora siendo oposición después de la desintegración de su militancia debe demostrar un mayor dominio del único y más poderoso estratega, Omar Fayad Meneses.

Aún falta que el instinto de supervivencia marque el retorno de otros personajes populistas  hidalguenses que gozan de amplio apoyo entre la gente y principalmente las mujeres, aunque, reitero, irónicamente se notó la ausencia de la fuerza femenina y de todos los sedicentes priistas el año pasado.

Carolina Viggiano Austria no es ajena a la plataforma electoral por la gubernatura del 2022 y aún es señalada como la probable candidata idónea, pero antes debe apuntarse algunos triunfos en las municipales en las regiones que supuestamente domina socialmente, pues como se sabe perfectamente para ir perdiendo al miedo a la derrota de la gubernatura.

De alguna manera se debe justificar la nominación de cualquiera que esté en la lista de amigos del gobernador y no será difícil imaginar que muchas y muchos viejos priistas vuelvan a la cargada para impulsar a los nuevos dirigentes municipales para reunificarse en los resentidos municipios y ciudades; sólo que hay un detalle, que se requerirá de verdaderos líderes que representan el Poder Ciudadano con ideas y lealtad, no con ambiciosos personajes de los que está lleno el PRI.

Que quede bien claro, la mentira, el embuste, la traición y el dedazo pueden destruir cualquier aspiración de ganar las elecciones de presidencias municipales desde cualquier lado de la política y de los partidos que contenderán el 2020.

Los morenistas tienen que mantener el gesto de apoyo y credibilidad de la gente, los panistas crear ese gesto en medio de la peor crisis interna y de liderazgos y; los priistas, cambiar en primer lugar, reorganizarse, jugar limpio, asegurar el voto de sus “soldados” y aliados para tener un triunfo seguro, pero: no les prometo nada…hasta entonces.

       


Twitter


Facebook