(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CULTURA Y MEDIO AMBIENTE

(Por Gloria Valencia Vargas) Viernes, 24 de Enero de 2020 -- 8:15 am

  

EL CINE EN TULANCINGO

 

Entre los recuerdos más gratos que tenemos del Tulancingo de los años 50, son las entradas al cine los fines de semana, en ese entonces esta ciudad contaba con dos cinesel REX y el Olimpia que ocupó el edifico de la ciudad de Londres y que sufrió un incendio en el pasado.

Muchos años el Olimpia presentó las mejores películas de la época de oro del cine mexicano;

“Nosotros los pobres”; “El Rey delBarrio”, “Ustedes los ricos”; “María Candelaria”; “Los Olvidados” entre otras.

Aún recuerdo lo  encantador que era observar la cartelera semanal, donde se presentaban las imágenes de las películas a exhibir y de los principales actores, Jorge Negrete, Pedro InfanteyArturo de Córdobaalgunos de los más famosos.Artistascómicos comoTintan, Cantinflas,Resortes y Clavillazoquenos hacían reír a carcajadas, fueron famosas las películas de misterio de vampiros y mujeres vampiras que protagonizaron  Germán Robles y el Santo

 Entre las actrices más cotizadas del momento estaban: María Félix yDolores del Rio, quienes actuaron en películas sobre la revolución; Marga López y doña Sara García hacían llorar a nuestras madres, y tías con sus papeles de madres abnegadas y sus abundantes lagrimas por los hijos ingratos.

Y para deleite de los caballeros:Ninon Sevilla, Lilia Prado y MaríaAntonieta Pons actuaban en  películas de rumberas y con sus hermosos cuerpos bailaban e interpretaban el Mambo y el Cha, cha, cha, estas películas estaban censuradas por Catedral.

Se presentaban películas para todas las edades, los cines se abarrotaban con el público infantil para ver los famosos filmes de Walt Disney:

“Blanca nieves”; “La Cenicienta” y “La Bella Durmiente”

     Otro de los cines famosos en aquella época fue el Cine REX ubicado en Luis  Ponce 109, un edificio distinto, ya que entrabas por un pasillo, alos lados estaban las carteleras, dabas vuelta a la derecha y  encontrabas la dulcería y la entrada a la sala de exhibición. 

El cine de Tulancingo en aquellos años era más que un lugar de entretenimiento;era un espacio social, un centro de reunión en dondeencontrabas y saludabas a tus amigos vecinos y  parientes, donde se tenían las primeras citas y se daban los primeros besos, en donde se disfrutaba las palomitas y dulces sabrosos comprados con  tu “domingo” el dinero que te daban tus papás semanalmente.

   Al ver la bella película italiana de Cinema Paraíso podremos recordar el  inolvidable sonido del  proyector por la ventanita posterior, así como la luz con la que iniciaban las películas, la elegancia en el edificio y todo lo que significaba el cine

Estos dos cines fueron el escenario de varios eventos, principalmente las graduaciones de finde año de las escuelas,donde se presentaban bailables  cuya coreógrafa principal era Josefina Lefaure (Bolis) y había  cantos y coros.Generalmente estos programas especiales se presentaban en el REX.

No podemos olvidar la coronación de la Reina de la feria que era un acto solemne y se efectuaba en el cine Olimpia. Aún queda en mi memoria la coronación de Marcela Disentísen donde asistió el Gobernador del estado, amenizaron el programa nada menos que el Trio de los Tecolines, que arrancaron fuertes aplausos del público.

Hoy todo esto ha quedado en el olvido,la era de la digitalización y las nuevas tecnologías se han encargado de borrar la  alegría, el encanto y la magia  al cine. Pero como dice el dicho “recordar es vivir”. Hasta el próximo viernes.


Twitter


Facebook