(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CULTURA Y MEDIO AMBIENTE

(Por Gloria Valencia Vargas ) Viernes, 3 de Julio de 2020 -- 6:15 am

  

           EL PATRIMONIO CULTURAL Y LAS PROTESTAS

                    

    Tiempos difíciles se vivieron en marzo de este año  2020  durante las protestas feministas y estudiantiles en  importantes calles y avenidas CDMEX, en Jalapa, Morelia y otras ciudades. Entre las principales demandas estuvieron: Solución al problema de  violencia hacia las mujeres y niñas, el acoso  sexual en escuelas, calles, hogares y el transporte, además se exigió, de terminar con el flagelo del feminicidio, y mayor protección.

    En un principio las protestas transcurrieron en forma tranquila posteriormente se tornaron violentas debido a la presencia de grupos porriles ajenos al movimiento feminista quienes se infiltraron e  incurrieron en desmanes, agrediendo a los transeúntes principalmente a los varones  y mujeres policías, además vandalizaron, destruyeron y mutilaron importantes monumentos históricos y artísticos entre ellos el monumento del “Àngel de la Independencia”,  el “Hemiciclo a Juárez” y la “Puerta Mariana del Palacio Nacional”. 

    La opinión Pública se dividió, entre los defensores del patrimonio edificado y quienes distorsionaron la discusión; politólogos, comunicadores, pseudo intelectuales, hasta algunos artistas y estudiantes, los que se dejaron llevar con el argumento de los destructores quienes respaldaron sus acciones en   forma hipócrita. “es más valiosa la vida de las mujeres y niñas; que las piedras y paredes”.  Algo que estos no practican, siendo los primeros violadores de los derechos de la mujer.

    Sin disminuir el valor inmenso que tenemos las mujeres, las preguntas son: ¿la quema, las pintas y la destrucción de muros fachadas, monumentos, mobiliario urbano y comercios; que son parte del patrimonio cultural de la nación, devolverá la vida y la integridad de las mujeres? ¿Se resolverá así el terrible problema de la violencia y el feminicidio?  El debate debería ser algo más profundo y serio para dar solución a las demandas femeniles.

      En cuanto a los muros, los monumentos y fachadas no son solo piedras sin valor, son una parte importante de la identidad  de una  ciudad, un país y una cultura, son páginas de nuestra historia, son el  legado cultural de todos los mexicanos.

    Lo primero será  definir que es patrimonio: la palabra patrimonio se deriva del latín “patrimonium” y significa bienes dejados por los padres, de pater, patris: padre. La hacienda que una persona ha heredado a sus ascendientes.

     Se entiende por Patrimonio Cultural, los bienes muebles e inmuebles  debidos a la obra de la naturaleza y del hombre o la obra combinada de la naturaleza y del hombre y que presentan interés desde el punto de vista histórico, arqueológico, estético y etnológico. Diaz Berrio S., comentarios de  a la Carta de Venecia.

      Patrimonio Cultural es entonces el conjunto de manifestaciones creadoras y trascendentales del hombre, que conforman el comportamiento, histórico y social de un pueblo.

     La ley Federal sobre Monumentos y Zonas, Arqueológicas, Artísticas e Históricas  define a los monumentos arqueológicos, artísticos e históricos:

     Son monumentos arqueológicos los bienes muebles e inmuebles, producto de culturas anteriores al establecimiento de la hispánica en el territorio nacional…  

    Son monumentos históricos los bienes vinculados con la historia de la nación a partir de la cultura hispánica  en el país…

    Son monumentos artísticos los bienes  muebles e inmuebles que revistan valor estético relevante…

    El tema del patrimonio cultural es relevante y se debe preservar. La violencia de género es un azote  que la mayoría de la sociedad repudia y que por supuesto  se debe erradicar.

Hasta el próximo viernes.


Facebook