(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CULTURA Y MEDIO AMBIENTE

(Por Gloria Valencia Vargas ) Viernes, 3 de Abril de 2020 -- 9:02 am

  

                                             EL VALOR DE LAS FRUTAS

 

     En estos momentos de pandemia del covid-19, parece que hablar de fruta está fuera de contexto , pero revisando el pasado recordamos las indicaciones de los médicos de comer frutas y  beber sus jugos ayuda a prevenir las enfermedades respiratorias y a fortalecer el sistema inmunológico.

    Sin ser expertos en nutrición, nos basamos en las recomendaciones de nuestra compañera y colaboradora de Ruta, Lic. en Nutrición Verónica Calleja Cruz:

   “Actualmente estamos viviendo un problema de salud para el que no estamos preparados y una de las sugerencias para combatirlo es tener una adecuada alimentación lo cual se reflejarà en un estado óptimo de salud y especialmente en el sistema inmunológico    

    La vitamina C también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y crecimiento. También ayuda a la reparación  de tejidos de cualquier parte del cuerpo, formando colágeno, en el caso de las heridas, o subsanado el deterioro de los huesos o dientes. … Los cítricos son una fuente mayoritaria de vitamina C

     Se ha comprobado que los cítricos tienen una función antistamìnica como la toronja, la naranja, limón, mandarina y lima… los alimentos con alto contenido de azufre como el ajo y la cebolla ayudan también a disminuir la intensidad de los resfriados…”

    Si bien las frutas tienen un valor alimenticio incalculable, económico y culturalmente  también. En el arte, la música, la escultura y la pintura, los vitrales, la arquitectura y  el Art Nouveau la fruta ha sido un motivo que representar.

     En los tianguis y mercados de México se vende todo el año fruta de temporada y esta llena de colorido  estos lugares. En los mercados de Tulancingo no pueden faltar una gran variedad de estas.

” En el Valle de Tulancingo… los frutales son de muchas clases  y sin salir de la prefectura se encuentran granadas, higos, nueces de ambas clases, aguacates duraznos, tunas, ciruelas, zapotes blancos y negros, membrillos, naranjas agria y dulce, limones, moras, capulines, peras, piñas manzanas, uvas tejocotes, limas, chabacanos, plátanos largos, mameyes, pahuas, guayabas y otras frutas silvestres que cultivadas aumentarìan los placeres del hombre y el producto de su industria.  FRANCISCO ORTEGA Tulancingo  1825.

        -No tengo dinero para comprar fruta, está muy cara; la doctora me dijo  que no debía consumir fruta porque tiene mucha azúcar y soy diabética; me hacen mal… yo luego, luego me  compro mis tabletas efervescentes de vitamina C…-

     Es un absurdo que a pesar de la abundancia de estos frutos gran parte de la población mexicana no consume fruta, muchos niños y adultos se ven afectados de las vías respiratorias y otros males; prefieren comprar productos procesados de nulo valor nutrimental aunque sean más caros como: refrescos, frituras y comida chatarra, pero más ilógico  es que algunos médicos prohíban el consumo de frutas lo que esta  provocado que México tenga los primeros lugares de obesidad, diabetes, hipertensión y males renales.   Para ¡colmo! al inicio de la pandemia las farmacias reportaron escasez de suplementos vitamínicos, sobre todo de tabletas de vitamina C y ampolletas de vitaminas A y D.   

   La Lic. en Nutrición Norma Liliana Lozano refiere que hay otras frutas que aportan Vitamina C. “como son los duraznos, la piña, el kiwi, el melón, papaya, sandía, guayabas, fresas, frambuesas, arándanos, mango, la tuna y el xoconostle en pequeña proporción.” Así que no hay pretexto para no consumir vitamina C natural.

      Algunos mexicanos que han visitado Europa refieren lo siguiente: en Italia una Manzana me  costó dos euros, en Francia una naranja la compré en un euro; como extrañaba a mi México cuando fui a Rusia estaba muy cara y escasa la fruta.

Y aquí en nuestra patria no valoramos lo que tenemos, y comemos lo que no debemos, pero más caro. Hasta  el próximo viernes.   


Facebook