(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

EL BAÚL

(Por Leonel Quiroga Cázares) Martes, 20 de Febrero de 2018 -- 9:25 am

  

En alguna aportación de El Baúl, abordamos el asunto de los centros de reinserción social, llamados Ceresos.

Son lugares que muchos de ellos –no se vale generalizar-, lo menos que tienen los internos es un proceso de efectiva reinserción social.

Aunque hay que reconocer también que algunos han mejorado paulatinamente, no al grado optimo de trabajar con los recluidos un verdadero proceso de rehabilitación.

Uno de ellos continúa como lo venían haciendo en su vida cotidiana. Yo conozco a un amigo que estuvo purgando una condena por algún delito, aprendió el noble oficio de la carpintería y creó un serial de producción, que le permitió desde este espacio conseguir muchos clientes.

Fue tal el cúmulo de trabajo que cuando intempestivamente le dijeron que estaba en libertad, el susodicho con una actitud inusual, le suplicó al director que si le podía dejar recluido 3 meses más para entregar “sus pedidos”.

Obviamente que no accedió el titular y salió de manera inmediata.

El sesgo del tema de hoy, tiene que ver con los delitos de personas que están en estos espacios.

Un Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2017, estudio el cual precisa que al cierre de 2016, 104 mil 363 personas ingresaron a los centros penitenciarios y 4 mil 507 a centros de tratamiento o internamiento para adolescentes.

De estos datos se desprende que de los recluidos tres de cada 10 personas que ingresan en calidad de reos a los Centros de Reinserción Social de Puebla son culpables del delito de robo, el principal delito cometido en México.

En alguno Cereso la autoridad se ha preocupado por trasladar a muchos de ellos a lugares donde se recluyen a reos de alta peligrosidad, con el propósito de propiciar un ambiente para los ciudadanos seguro, es decir alejar la idea de un posible motín o fuga de quienes habitan allí.

Tal es el caso de Xicotepec. El alcalde en su cuarto informe dio a conocer que quienes se encontraban en esta característica, fueron enviados al penal de Tepeji, un sitio apto para tener a los maleantes peligrosos.

Claro es que también nos hemos enterado que en otras demarcaciones de la república mexicana, éstos centros han creado una gobernabilidad interna de los rufianes y han derivado en motines con funestas consecuencias.

El tema es muy largo y dará de que hablar en una próxima entrega a Ruta.

EL TELESCOPIO:

Con el propósito de anunciar las obras que han hecho en Xicotepec y ante la presencia de cientos de antorchistas el pasado fin de semana mostraron “musculo” en apoyo a Guadalupe Vargas Vargas y Juan Manuel Celis Aguirre, el dirigente aseguró que Lupita será la próxima presidenta de Xicotepec.

Correo: elbaul84@hotmail.com

Twitter: @elbaul84

 


Twitter


Facebook