(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

EL DERECHO... DERECHO

(Por Juan Fernando González Espinosa) Martes, 2 de Junio de 2020 -- 8:34 am

  

 

La policía y el uso de la fuerza

En estos días hemos visto múltiples manifestaciones en diversos países como consecuencia de la muerte de George Floyd en Estados Unidos, quien era un afroamericano que fue detenido por policias supuestamente por haber entregado un billete falso de 20 dólares. En tal cuestión, se han presentado una serie de videos donde se observa por lo menos como un policía tiene la rodilla sobre su cuello, estando ya esposado y como consecuencia la imposibilidad del detenido para poder respirar.

De lo anterior George Floyd quedo inconsciente y fue declarado muerto minutos después, la indignación creció y fue hasta cinco días de las manifestaciones que el policía fue acusado por homicidio.

Debemos de sostener diversas cuestiones, en primer punto, la discriminación hacia toda persona imputada, acusada o detenida por su ascendencia, por su color, religión o por cualquier motivo existe y es latente, no solo en Estados Unidos sino en diversos países y se demuestra cuando de manera reiterada exiten violaciones a derechos humanos a un sin número de personas del mismo grupo, en este caso de afroamericanos.

Lo anterior en virtud de que el caso aquí presentado no es un caso aislado, sino una representación de los múltiples casos existentes, de discriminación por parte de policías hacia clases sociales minoritarias.

En tal sentido, el abuso de autoridad se ha demostrado en diversas ocasiones, me parece que es innecesario estudiar si la persona se resistió o no al arresto, bajo ningún supuesto es justificado el homicidio, por la simple razón que se encontraba detenido, esposado y en el suelo, por lo tanto estaba completamente indefenso, había cuatro policías que habían contenido a la persona por lo cual es que todo los siguientes sucesos eran completamente injustificados, innecesarios y sus consecuencias son completamente responsabilidad de los policías.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

 

 

 

 


Facebook