(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

HISTÓRIAS

(Por Lorenia Lira) Martes, 7 de Enero de 2020 -- 7:20 am

  

Óscar Bitar Haddad y Los Valientes.

Don Óscar Bitar nació el 16 de julio de 1942 en Tulancingo, en la esquina de las calles de Hidalgo y Ocampo. Sus papás fueron: Suhad Haddad y su papá Alberto Bitar, fue el tercero de cinco hijos. Sus hermanos: Alberto, Héctor, Orquídea y Mireya. Estudió la primaria en el Colegio Pedro de Gante y en la escuela Manuel de la Colina. Recuerda a sus papás como estrictos, pero muy cariñosos.

Uno de los capítulos que más recuerda de su niñez es el incendio de Los Valientes, su papá era el dueño del Bazar y de Casa Arroyo. Trabajaba en ambos negocios medio día. Casa Arroyo se la compró a Don Lorenzo Arroyo, solo el negocio, no el edificio. Ese día, le tocaba a Don Alberto estar a esa hora en Casa Arroyo, pero se regresó a buscar un lápiz cuando sucedió la explosión. La teoría del inicio del incendio es que un cliente entró con un cerillo y lo aventó. Ahí se vendía pólvora. El incendio comenzó cerca de las 9 de la mañana. Don Óscar era un niño y estudiaba en el Pedro de Gante, hasta el Colegio se sintió la explosión, algunos vidrios se rompieron. Las monjas los llevaron a él y a su hermano a comer a su casa, fue hasta la tarde que pudieron ver a su papá. Don Alberto tenía una pierna con quemaduras y una chamarra cazadora de gamuza café que olía a humo.

Don Óscar recuerda claramente como ese mismo día, su mamá le dijo a su papá “¿Qué vamos a hacer?” y su papá respondió con el puño en alto “volver a empezar”. Don Alberto puso una carta en el periódico "El Excélsior" dirigida a sus proveedores en general, diciéndoles que sabía que les debía, pero no sabía ni a quién, ni cuánto. Sólo les pedía que una vez que reabriera le surtieran mercancía aproximadamente 6 meses para poder pagarles.

Seis personas fallecieron ese día, otros más quedaron con secuelas, mucha gente ayudó. Don Felipe Vargas era bombero en Tulancingo y pidieron ayuda a los bomberos de la Ciudad de México. Cuando reabrieron la ferretería decidieron cambiar el nombre de Casa Arroyo a Los Valientes, en honor a los empleados, a la gente que ayudó a apagar el incendio.

Don Óscar estudió la secundaria y la preparatoria en la Ciudad de México. Después de estudiar en la Ciudad de México, a los 18 años, regresó a Tulancingo a trabajar precisamente a Los Valientes. Comenzó como empleado de mostrador, trabajó así durante 20 años. Hacía de todo, desde cargar,  repartir mercancía y atender a la clientela. Ganaba igual que un empleado. Después de 20 años subió a Gerente, trabajó ahí hasta el 94. Se casó con Amalia Macedo Villegas el 22 de mayo de 1966, el mismo día que sus papás y una de sus hermanas. Eligió esa fecha, porque a sus papás les fue muy bien en su matrimonio. Sus hijos: Suhad, Oscar Alberto y Elías.

En el 94 fue Presidente municipal de Tulancingo, en 2003 fue Diputado Federal. Como Presidente municipal no cobró sueldo, su esposa en el DIF, tampoco. La obra que más recuerda de su paso por la presidencia es el Parque El Caracol.


Facebook