(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

HISTÓRIAS

(Por Lorenia Lira) Martes, 4 de Diciembre de 2018 -- 5:02 am

  

José Sacaly Tulancingo

 

 

Más que hablar de la biografía de José Sacal Micha, quisiera hoy hablar de la relación del maestro con Tulancingo, tuve la fortuna de que el Lic. Lorenzo Arroyo me lo presentará en 2015. De personalidad un tanto introvertida, era sumamente amable, le regaló a nuestra ciudad una corriente fresca de arte. A casi todos nos encantó desde el principio su obra, algunos no la entendieron de inmediato, pero lo cierto es que casi todos los tulancinguenses nos sacamos la foto obligada con alguna de sus esculturas, las favoritas: el toro y el gorila. Cabe destacar que desde mi muy subjetivo punto de vista, dichas esculturas lucieron en Tulancingo más que en la Alameda o en Chapultepec, donde las pude ver tiempo después.

En septiembre de 2015, Sacal inauguró una exposición muy completa de su obra en nuestra ciudad, en distintas partes, como lo fue por supuesto el Centro cultural Ricardo Garibay, La Floresta, el patio de maniobras y la presidencia municipal. Desde 10 años antes, Lorenzo Arroyo había contactado al Maestro Sacal y le había solicitado traer a Tulancingo una exposición suya. Por diferentes razones, desde que la obra estaba dispersa por diferentes partes del mundo o porque el mismo Maestro no se encontraba en el país tardó tanto en concretarse. Finalmente, tuvimos una magna exposición del maestro Sacal. Solo una vez, en el  primer festival de Equinoccio con una exposición del Maestro Juan Soriano,  tuvo nuestra ciudad una muestra de arte público en la calle de este tipo e importancia, aunque me atrevería a decir que la del maestro Sacal, por extensión, tamaño, tiempo y distribución causó mucho más impacto.

En 2016, confirmando la estrecha relación que Sacal tuvo con nuestra ciudad a través del Lic. Lorenzo Arroyo, se descubrió la escultura que el maestro hizo y donó sobre el Santo para el museo del mismo. Actualmente es una de los principales atractivos, no solo por la estética sino por la interacción que los visitantes pueden tener con ella.

Y ahora, después del muy sentido deceso del maestro, tenemos nuevamente el honor de albergar en esta ciudad, en la UTEC, una exposición llamada “Los corazones”, como muestra de que la relación Sacal- Tulancingo continuará, afortunadamente mucho tiempo


Twitter


Facebook