(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

HISTÓRIAS

(Por Lorenia Lira) Martes, 11 de Junio de 2019 -- 9:40 am

  

Don Francisco  Bravo Vega.

 

Hijo de Joaquín Bravo y de  María Vega. Nació  en Real del Monte el 9 de marzo de 1881, tuvo un hermano llamado José. Vivió desde niño en una casa de Morelos y la Calzada 5 de mayo en esta ciudad. Estudió en Tulancingo, su primer trabajo fue cuando el Sr. Luis Ize puso una tienda de ropa, ahí trabajó dos años y se lo llevó a trabajar a la fábrica San Luis, todo el tiempo (62 años)  estuvo trabajando en la parte administrativa, hasta su muerte. Su esposa era de Actopan, se casaron en Tulancingo, Eloísa Bravo Olvera. Se casaron en el 27 de abril de 1929. Tuvieron 3 hijos: José Joaquín, Francisco Luis, Fernando de Jesús.

Durante su gestión abrió una convocatoria para entubar el agua, para ello se inscribieron 3 compañías, una de ellas recomendada por el Ing. Gabriel Mancera. El 27 de febrero de 1914 abrió la convocatoria pública a las compañías, empresas o particulares que estuvieran en condiciones de contratar las obras de captación, entubación y distribución de las aguas potables que deben abastecer a esta ciudad, para el 25 de marzo, a escasos dos meses de haber tomado posesión como presidente, ante la asamblea municipal, el Sr. Bravo les dice a los munícipes que ninguna de las propuestas le satisfizo y propone que con dinero de la propia presidencia se entube el agua. Con una visión evidentemente administrativa que se percibe en su escrito, describe con detalle de costos que para el municipio sería más fácil hacer la obra invirtiendo prácticamente todo el capital habido, pero que seguramente se recuperaría rápidamente.

Los hechos más memorables de la revolución en Tulancingo sucedieron justamente durante el mandato de Don Francisco, cuando las tropas carrancistas y villistas llegaron a la ciudad y hubo muchos muertos, la población no se inmuto pues creyeron que eran cuetes por el festejo del día de la cruz. O cuando los carrancistas colgaron a los santos de catedral en los árboles de la Floresta. También los mártires de Tulancingo, esos tres funcionarios que fueron fusilados por un malentendido. Los nombres de los mártires son: Manuel S. Rodríguez Madariaga, Julián Aguilar y Eduardo Ponce. Registro civil

Don Francisco escapó de milagro, después de eso se retiró de la política, pero siguió participando en algunas asuntos ciudadanas, por ejemplo estuvo en el comité de la primera biblioteca de Tulancingo que se instaló en la Presidencia municipal del lado de Cuauhtémoc. Era muy aficionado a la música clásica, tocaba el violín, formó parte de un cuarteto. Pertenecía a la asociación católica de los caballeros de Colón eran varones, se reunían cada semana en Catedral. Fue un gran coleccionista de discos de música clásica por lo menos 40 de 78 revoluciones. Vivía con su familia dentro de la fábrica San Luis, en lo que ahora es el estacionamiento. Hasta el fin de su vida fue un hombre metódico, su rutina era ir a la fábrica y regresaba a escuchar a las 7 de la tarde música. Falleció el 10 de junio de 1970.


Twitter


Facebook