(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

METRÓPOLI

(Por Marco Vera) Martes, 27 de Junio de 2017 -- 5:12 am

  

 

Presupuesto Ciudadano Parte III

 

 

En nuestra columna anterior, describimos y fundamentamos la importancia de la planeación dentro de la construcción de un presupuesto ciudadano; hablamos de cómo un proyecto de ciudad, debe de realizarse con gobernanza y una responsable participación ciudadana.

Pues bien, una vez teniendo planeado y con visión prospectiva lo que queremos de ciudad, y de haber identificado las principales estrategias a seguir, pasamos a establecer la programación de la inversión.

Esto se hace con base en la misma priorización y, en éste nivel, determinar acciones particulares a atender; más sin embargo, esta etapa, para los gobiernos locales, es complicada, derivado de la Ley de Coordinación Fiscal de México, la cual establece la línea de participaciones a las entidades y municipios, la que regularmente, viene precedida de un importante desfase en tiempo y aplicación, muchas veces identificado como subejercicio del gasto público, que hace que los propios gobiernos locales, terminen ejerciendo los recursos, hasta con un año de diferencia.

Por lo tanto, se vuelve indispensable pensar en dos etapas de programación de las inversiones: la primera, en proyectos prioritarios de mediano y largo alcance, en su profesional realización, y segundo, que involucren una bolsa de recursos federales, estatales y municipales, en un periodo de tiempo multianual, que seguramente rebasará el que por Ley esté marcado para las administraciones en turno.

De lo anterior, la importancia de ciudadanizar la planificación y ahora la programación de la inversión, es decir, que los ciudadanos, junto a sus gobiernos locales, tengan muy claro el plan de ciudad y las características de cómo se obtienen los recursos federales, como los estatales y la acumulación, vía ingresos propios de los recursos de los gobiernos municipales, con el fin de no permitir, que al cambio de administración, el plan de ciudad, de metrópoli, se vuelva a reinventar, y si, por el contrario, actualizar la visión conforme a las realidades económicas globales, a los esfuerzos de carácter local.

Los grandes proyectos estratégicos de ciudad, deben de ser muy claramente programados en su inversión y en su debida participación ciudadana y democrática, ya que representan los mayores esfuerzos de gasto y de objetivos de transformación de las ciudades y zonas metropolitanas.

Así que como ciudadanos, es nuestro derecho, obligación y responsabilidad, participar activamente en la planificación, programación, ejecución y transparencia en el manejo responsable del recurso público, conscientes de que las realidades a las que aspiramos como ciudadanía, no serán fáciles de cristalizarse y menos, si solo somos pasivos espectadores del quehacer público, del quehacer de todos.

Enterémonos de que se trata la construcción ciudadana del presupuesto y participemos en su conformación con convicción y un alto sentido de responsabilidad y sustentabilidad.

Desarrollaremos en la siguiente entrega, la ejecución y aplicación de la inversión en proyectos y obras de utilidad pública.

 

 

Hasta la próxima 

 Twitter  @arqmarcovera


Twitter


Facebook