(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

METRÓPOLI

(Por Marco Vera) Martes, 28 de Noviembre de 2017 -- 5:09 am

  

 

Economía desmaterealizadora

 

 

El costo de la explotación sin limite y no sustentable de los recursos naturales, ha sido y sigue siendo muy alto para la humanidad, contra los beneficios que hemos tenido, según el Prof. Schmidt, “de seguir así, necesitaríamos dos o tres planetas tierra para poder continuar a éste ritmo de depredación” alarmante y preocupante declaración, pero sobre todo, realista, por lo que debemos hacer algo para detener este escenario y contribuir en mejor y y mayor medida a revertirlo.

El mismo profesor Schmidt ha propuesto una serie de iniciativas para contrarrestar los efectos de la voracidad humana, entre ellos, el Factor 10, que es una estrategia económica, desmaterializadora y de cambio en los procesos de consumo, en particular de los países desarrollados y altamente tecnificados, que tienen el mayor ingreso per cápita y que ésta circunstancia se ha traducido en un mayor ejercicio de creación de “deshechos” de los recursos que han consumido y siguen consumiendo.

Propone, entre otras cosas, que el acceso a la naturaleza se aprecie, es decir, cueste más a las diferentes y variadas industrias que los usan, así como a los ciudadanos, con la idea de que  se valore y no se desperdicie su uso, dice “elevar el costo relativo de los insumos y bajar el costo relativo de la mano de obra”; el retirar los subsidios del usos de las energías, en especial al uso de combustibles fósiles, traducir el uso de materia prima con una visión de largo plazo y de máximo aprovechamiento en su “vida útil” y evitar que regresen a los ecosistemas o al medio ambiente de manera química o industrializada .

En mi particular punto de vista, me parece que es una iniciativa importantísima y de corto y mediano plazo, que bien puede ponerse en práctica, no solo en los 10 países más industrializados o en vías de hacerlo, sino también en las economías emergentes, que evite primero, que dichos países industrializados exporten sin medida sus industrias a países que no regulen este factor, sino que por el contrario, sean mayormente responsables y contribuyan al cambio global para el uso sustentable de los insumos, por otro lado, para que la sustentabilidad en todas las regiones del mundo, se comparta y deje de ser un tema de “otras regiones “ y lo entendamos como un tema de nuestro país, de nuestras regiones, de nuestras ciudades, y por supuesto, pensando global,  de  nuestro hogar, el planeta.

 

Hasta la próxima 

Twitter  @arqmarcovera

 


Twitter


Facebook