(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

NUTRICION

(Por Verónica Callejas Cruz) Viernes, 24 de Enero de 2020 -- 8:08 am

  

LA VITAMINA C

 

La vitamina C o ácido ascórbico, como también se le conoce, es un nutrimento que ofrece diversos beneficios al organismo humano. La tradición popular recomienda el  consumo de Vitamina C para prevenir infecciones respiratorias. Sin embargo, hasta ahora, lo único probado científicamente es que la vitamina C sirve para combatirlas. Cuando se presenta la infección respiratoria, es porque los niveles de Vitamina C en la sangre están disminuidos, por lo que el paciente recibe una dosis mayor de este nutrimento para ayudar a eliminar la infección respiratoria. Además, reduce algunos síntomas de las enfermedades y se acorta la duración de una infección; por ejemplo, en lugar de que la gripe dure una semana, puede durar menor tiempo.

La Vitamina C, tiene un efecto antioxidante, esto significa que los residuos que se almacenan en el cuerpo, como producto de la contaminación, de fumar, del consumo excesivo de medicamentos, de alcohol o pesticidas que contienen algunos alimentos, se generan los llamados radicales libres que atacan al organismo, los mismos que se combaten con los antioxidantes, siendo esa una función de la Vitamina C. Además de  combatir un resfriado, ayuda a la cicatrización de las heridas y retarda el envejecimiento de las células. Así, aquellos que buscan la fuente de la eterna juventud, tienen en la vitamina C un gran aliado. Como antioxidante puede evitar la arterosclerosis, las cataratas y propicia menor incidencia en algunos tipos de cáncer.

La vitamina C no hace daño cuando se consume en exceso, pues el organismo, automáticamente, cuando las células están saturadas de este nutrimento, lo elimina por la orina.  Si una persona tiene deficiencia de este nutrimento, puede causarle sangrado en las encías (escorbuto), fragilidad capilar, mala cicatrización de heridas, se hacen moretones fácilmente y a veces puede tener hasta anemia por la pérdida importante de hierro.

El escorbuto es una avitaminosis (falta, falla o carencia de vitaminas) producida por la deficiencia de vitamina C. Este padecimiento era común en los marinos que subsistían con dietas en las que no figuraban fruta fresca ni verduras. Lo anterior fue reconocido hace más de dos siglos por el médico naval británico James Lind, que la prevenía o curaba añadiendo cítricos a la dieta. En niños, los síntomas iniciales de esta enfermedad son irritabilidad, dolor al moverse, pérdida de apetito y dificultad para ganar peso. En adultos se producen hemorragias por debajo de la piel, especialmente alrededor de los folículos pilosos (pelo), debajo de las uñas de los dedos de las manos, alrededor de las encías y en el interior de las articulaciones; la persona se siente cansada, deprimida y débil, la presión arterial y la frecuencia cardiaca varían constantemente, hay casos en los que pueden caerse los dientes del enfermo. Otro signo notable es la mala cicatrización de heridas. Actualmente, según los especialistas, los grupos de población que viven en extrema pobreza pueden presentar este padecimiento. La Vitamina C ayuda a absorber el hierro de los alimentos.

Esta vitamina se encuentra en el brócoli, la col de Bruselas, jitomate, pimiento rojo, pimiento verde, coliflor, chicharos, col morada, habas verdes, espinacas, espárragos, ejotes, así como en el limón, toronja, naranja, melón, tejocote, kiwi, guayaba y fresas, entre otros.

Quisiera enfatizar el respeto a la individualidad de las personas, ya que no todas las personas funcionamos igual. En el caso de la Vitamina C, algunos individuos con problemas  de tracto digestivo tienen que recurrir a los profesionistas de la salud, como pueden ser su médico y su nutriólogo clínico, para que le hagan una valoración nutricional y obtener  un diagnóstico adecuado, identificando así la mejor manera para el consumo de esta  vitamina, ya que en este tipo de personas puede provocar  mucha acidez, reflujo, gastritis, úlceras y hernia hiatal,  que pueden seguir un curso nada alentador, como lo es un esófago de barret, inclusive el cáncer. Por ello, es importante saber que cuando escuchamos una recomendación, no es adecuada para todos. ¡¡¡ Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN   cel. 7711300748 

PREVIA CITA

Correo electrónico: nut.verocc@gmail.com Facebook: Vero Callejas

 

EN IXMIQUILPAN: MÉDICA LAS AMÉRICAS, AV. FELIPE ANGELES 24, 1er. PISO, INT 2, COL. CENTRO

EN PACHUCA: REAL DEL MONTE No. 163, FRACC. REAL DE PACHUCA

Permiso publicidad COPRISEH: 161301202A0012

 

 

 

 

 

 

 


Twitter


Facebook