(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"
Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

SALUD Y MAS

(Por Lulú Monroy) Martes, 21 de Marzo de 2017 -- 6:44 am

  

RECUPERA EL TONO DE TU CABELLO... NATURALMENTE

Muchas veces le queremos cambiar de look a nuestro cabello y una de las formas más comunes de hacerlo es aplicando un tinte para lucir totalmente diferentes, en ocasiones, después de aplicar un tinte sentimos que ya no podemos parar, pasamos meses, años e incluso décadas aplicando tintes al cabello para conseguir siempre un tono que favorezca nuestra imagen, en otros casos simplemente aplicamos un tinte y nos damos cuenta de que no favorece nuestra imagen, pero sea cual sea el caso, puede haber un momento en que queremos recuperar el tono natural de nuestro cabello y sabemos que por el uso de químicos y el procedimiento que esto implica, la tarea es bastante complicada.

Un cabello que ha sido sometido a cambios drásticos de color, capas de tintes y fuertes procesos de decoloración es muy difícil de tratar para recuperar su color natural, si a esto le sumamos que el uso de químicos puede resecar y quitarle vida al cabello, entonces sabemos que tenemos un proceso largo para recuperar la belleza de nuestro cabello natural. pero no desesperes, a continuación te daré algunos consejos para poder lograrlo.

El primer paso para recuperar el color natural del cabello, es deshacerse de las puntas abiertas y el pelo dañado, el tinte y la decoloración hacen el cabello más frágil y propenso a sufrir de resequedad y daños que pueden evitar la correcta hidratación del mismo, es por esta razón que se recomienda cortar por lo menos cinco centímetros de cabello maltratado para que éste empiece a nutriste, en casos de daños más graves, aunque nos parezca muy triste, lo recomendado es cortar un poco más.

Si no estás segura del look que obtendrás con un tinte de un tono diferente al de tu cabello, una buena idea es optar por el uso de tintes semipermanentes, por lo general, estos tintes tienen menos impacto en el cabello, dan buenos resultados y lo mejor de todo es que se van cayendo con cada lavada que le hagamos a nuestro cabello, de esta forma en cuestión de días, notarás como se recupera naturalmente el tono natural, pero además, son recomendados para ir disminuyendo el impacto de los tintes permanentes, ya que al caerse en cada lavada pueden ayudar a desvanecer el tinte anterior.

No hay duda de que el tinte negro es el más difícil de eliminar, sobre todo si fue aplicado en un cabello rubio o castaño claro. Para recuperar de nuevo el tono natural, hay que hacerlo de manera gradual y con mucha paciencia. Por ejemplo, puedes empezar pasando de tono oscuro a castaño oscuro, después a castaño intermedio y así sucesivamente hasta llegar a tu color.

Después del corte y cuando tu cabello haya crecido al menos 2 centímetros, tíñelo con tu color natural, utilizando un tinte semipermanente,  es necesario que dejes crecer el cabello para que el color coincida con el tono de la raíz y las puntas estén sanas para recibir una nueva intervención química, es importante mencionar que los tintes negros o de tonos muy oscuros son los más difíciles de remover sobre todo cuando se aplican en cabellos demasiado claros, en este caso otra de las soluciones es utilizar un removedor de color, el cual ofrece resultados más rápidos, pero este proceso implica el uso de químicos fuertes que pueden debilitar y afectar seriamente la salud del cabellera, por esta razón se recomienda dejar como última opción y en caso de hacerlo, aplicar una buena mascarilla que hidrate profundamente el pelo y posteriormente aplicarse aceite de coco o de oliva.

Ahora bien, si estás cansada del uso de químicos fuertes en el cabello, pero aun así quieres acelerar un poco el proceso para recuperar tu tono natural, estos dos trucos caseros son una buena alternativa para obtener resultados más rápido, obviamente, los resultados son más demorados que los químicos, pero al ser naturales no tienen efectos secundarios y pueden ser de mucha ayuda.

El primer truco consiste en triturar 5 pastillas de vitamina C y disolverlas en un poco de agua hasta formar una pasta, una vez esté lista se aplica directamente sobre el cabello teñido, se deja actuar una hora y finalmente se enjuaga con champú y acondicionador como de costumbre.

El otro truco es bastante sencillo, pues solo consiste en agregarle una cucharadita de bicarbonato de sodio al champú y lavar el cabello normalmente, los resultados los empezarás a notar al mes y además notarás que luce más sano, lo importante de los consejos que hoy día les compartí, es que al utilizar productos naturales garantizas un resultado que aunque es un poco más tardado que si lo hicieras con químicos, estarás cuidando y protegiendo mucho más tu melena, es por Salud, Belleza y Más,... hasta la próxima.

 


Twitter


Facebook