(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

SALUD Y MAS

(Por Lulú Monroy) Martes, 12 de Diciembre de 2017 -- 5:10 am

  

EVITA INFECCIONES EN VÍAS URINARIAS

Hoy en Salud y Más hablaremos de una afección muy frecuente que se presenta en las vías urinarias, se puede producir en la vejiga, en los riñones, en los uréteres y en la uretra, a continuación vamos a conocer las causas de este problema y cómo curarlo de manera natural.

La infección en las vías urinarias, como les decía anteriormente, puede ocurrir en diferentes puntos del tracto urinario como por ejemplo: en la vejiga y la cual se denomina cistitis o infección vesical, puede presentarse en ambos riñones y se llama pielonefritis o infección renal, así mismo en los uréteres y sólo en casos excepcionales los conductos que llevan la orina del riñón a la vejiga se infectan, y también puede presentarse en la uretra, a este tipo de infección se denomina uretritis y se produce en el conducto que saca la orina hacia afuera desde la vejiga.

Las causas de la infección urinaria, en la gran mayoría de los casos, es debido a las bacterias que ingresan a la uretra y a la vejiga, donde más se desarrolla, aunque si no se trata puede propagarse a los riñones, en un gran porcentaje de los pacientes el cuerpo se libra de las bacterias de manera orgánica, pero ciertas condiciones pueden aumentar el riesgo de padecer estas infecciones, por ejemplo, las mujeres podemos sufrir más infecciones urinarias que los hombres porque la uretra es más corta, además, es más probable que se padezcan luego de las relaciones sexuales o de usar un control de natalidad como es el diafragma.

Otros factores que también incrementan las chances de sufrir infección urinaria son: diabetes, edad avanzada, mal de Alzheimer, sonda vesical, incontinencia intestinal, próstata agrandada, uretra estrecha, cálculos renales, embarazo y cirugías.

Parte de algunos de los síntomas que suelen presentarse cuando existe infección urinaria en la vejiga son: orina turbia a veces con sangre o con olor fétido o fuerte, fiebre baja, dolor o ardor al orinar, fuerte necesidad de orinar a cada rato, presión o calambres en la espalda o parte inferior del abdomen, sensación de vejiga completa, pero orinar poco.

Pero mucho cuidado, si la infección se propaga a los riñones, los síntomas serán los siguientes: sudores fríos, escalofríos, fiebre, dolor en la espalda o ingle, piel caliente o enrojecida, náuseas, vómitos, dolor abdominal intenso.

Ante cualquiera de estos síntomas, existen algunos remedios que se pueden utilizar y que son totalmente naturales, enseguida se los comparto:

Haz una infusión con 25 gramos de hojas de abedul por litro de agua, deja 10 minutos, cuela y bebe hasta tres tazas al día.

Mezcla un puñado de cada una de estas hierbas: malvavisco, llantén, milenrama, ortiga y vara de oro (las partes áreas). Extrae una cucharada, machaca y vierte en una taza con agua hirviendo, tapa, deja reposar por 15 minutos, cuela y bebe 2 tazas por día.

Hierve 20 gramos de cebada con un litro de agua, cuando rompa el hervor, echa 20 gramos de enebro, deja a fuego lento unos minutos más, reposa tapado 15 minutos, cuela y bebe hasta tres tazas por día.

En un litro de agua mezcla cuatro cucharadas de cada una de estos ingredientes: caléndula, semillas de lino, cola de caballo y tomillo, pon a hervir durante 10 minutos, tapa y deja reposar 15 minutos, cuela y haz baños de asiento hasta 2 veces al día.

En una taza de agua hirviendo vierte una cucharada de semillas de apio, tapa y deja refrescar por 10 minutos. Bebe antes de que se enfríe completamente.

Disuelve ¼ cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso con agua, bebe una vez al día, antes tienes que beber dos vasos de agua solos.

Ingiere dos cucharadas de aceite de coco virgen cada día, también puedes beber una taza de agua de coco antes de desayunar y otra antes de dormir.

Pela dos dientes de ajo y machácalos, añade a una taza de agua caliente, deja reposar cinco minutos y bebe, repite hasta tres veces al día.

Como pueden leer hay muchos remedios que podemos llevar a cabo en la comodidad de nuestro hogar y que son una forma muy sencilla de tratar este tipo de infecciones, obviamente siempre la recomendación es acudir con el médico especialista quien nos dará un diagnóstico certero en cuanto a que tipo de infección es la que padecemos, y así dar el tratamiento adecuado, así mismo con ello también combinar este tipo de consejos con la parte natural, que es la que con gusto te compartí a través de este artículo el día de hoy.

En resumen, lo importante siempre, es que al momento de detectar cualquier síntoma, como los descritos anteriormente, se pueda atender de inmediato, y con ello evitar cualquier complicación, es por Salud y Más... hasta la próxima.

 


Twitter


Facebook