(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR



COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

VOSEX

(Por Karla García Ávila) Viernes, 24 de Enero de 2020 -- 8:09 am

  

Disfunciones sexuales Femeninas

 

 

A la alteración de cualquiera de las fases de la respuesta sexual humana es una “disfunción sexual”.  Hemos dicho en la edición anterior que estas disfunciones tienen que ver con la salud física, el estar en algún tratamiento médico, por cuestiones de la edad y por motivos psico-sociales.

 

La mayoría de las personas cuando se habla de disfunciones, las asocian con la incompetencia eréctil en los varones.  Sin embargo estas disfunciones las pueden presentar hombres y mujeres a cualquier edad y cualquier fase de la respuesta sexual humana.  Hoy te menciono las disfunciones sexuales femeninas.

 

Las disfunciones sexuales femeninas la mayoría tienen su origen en aspectos psico-sociales; ya que por generaciones se ha educado a las mujeres en que el “placer” no es bueno, o es un objeto para “manipular”.  Así que, cualquiera que sea lo que la mujer sienta o no, y que le cause incomodidad en torno a su sexualidad tendrá que ser abordado por un profesional que sea sensible y empático.

 

La anorgasmia es la más común. Es cuando la mujer dice “no sentir placer”.  Dado que el orgasmo es la sensación subjetiva de placer, esta disfunción tiene que ver más con la propia experiencia que vive la mujer durante la relación sexual que con alguna alteración física (en la mayoría de los casos).  Esta disfunción tiene que ser tratada por un especialista que evalúe los aspectos físico y sobre todo los aspectos psicológicos, educativos y sociológicos.  En la mayoría con un buen tratamiento la mujer logra sentir placer (llega al orgasmo).

 

La apatía sexual es considerada una disfunción.  Es cuando la mujer dice no tener deseo de tener relaciones sexuales y aunque reciba estímulos sexuales no se siente excitada.  Esta disfunción puede tener su origen en aspectos físicos (algunos medicamentos afectan la libido), sin embargo tiene muchos aspectos relacionales; es decir que la dinámica de la pareja influye principalmente así como la forma en que la mujer conciba la sexualidad y el placer.

 

La falta de lubricación.  Durante la fase de excitación la mujer tiene que lograr la lubricación para que la relación sexual con penetración no sea dolorosa; sin embargo debido a la edad, a la ingesta de algunos fármacos (como algunos anticonceptivos), o la lactancia; la mujer aunque se sienta excitada no lubrica.  Esto es fácil de resolver comprando lubricantes a base de agua en alguna farmacia.  Ahora bien si la falta de lubricación no es por estas principales causas entonces tendrá que ver con la forma y el tiempo de la experiencia sexual.

 

La dispareunia es el hecho de sentir dolor durante la relación sexual.  Es común en muchas mujeres y puede tener su origen por alguna infección, o por falta de excitación o bien por incompatibilidad de “cuerpos” (pene muy grande).  Al sentir dolor la mujer no disfruta de la experiencia sexual y por lo tanto no llega al orgasmo.  Habrá que explorar más las causas del dolor.

 

Y está el vaginismo. Este caso extremo de disfunción es cuando los músculos de la vagina se contraen fuertemente impidiendo la penetración y causando dolor.  La mayoría de los casos de vaginismo tienen su origen en algún evento traumático en relación a la sexualidad y también en una fobia al sexo. 

Terapia de Pareja

Sexología

Psicología

 

Consultorio en Pachuca y Tulancingo

771 194 4406

 

Sea cual sea, en menor o mayor grado; si no estás satisfecha con la frecuencia, las formas o la intensidad de tu placer será necesario que acudas con una sexóloga o sexólogo que te ayude a encontrar la causa, te sugiera el mejor tratamiento y te asesore para hacer placentera tu experiencia sexual.

 


Twitter


Facebook